Sáb. May 30th, 2020
image_pdfPDFimage_printImprimir

Las deberán llevar todas las personas mayores de seis años • A los menores se les "recomienda" pero no obliga • Multas de entre 601 a 30.000 euros

 

(Como servicio público que somos, y ante la falta de actualidad deportiva, desde DEPORTESCG.ES queremos mantenerles informados de todo lo que ocurre en nuestra tierra en torno a las últimas noticias sobre el Covid-19. Desde esta plataforma iremos colgando toda la información que nos llegue. Gracias por estar ahí y deseando que ustedes estén bien. Saludos desde la Redacción. #Yo me quedo en Casa)

 

Desde mañana jueves, 22 de mayo, será obligatorio en España el uso de las mascarillas para las personas mayores de seis años tanto en espacios cerrados públicos como en la calle, al menos siempre que no se puedan garantizar la distancia mínima de seguridad de dos metros entre personas. Así, toda la ciudadanía española deberá incorporar a su rutina esta ‘prenda’ sanitaria e higiénica como prevención frente a la Covid-19. Eso sí, aquellas personas que salgan a realizar deporte (o caminar) no tendrán por qué llevarla puesta pero sí en el bolsillo pues una vez acaben y de regreso a casa deberán llevarla.

Según recoge el Boletín Oficial del Estado (BOE) «serán obligatorias para todas las personas mayores de seis años en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, siempre que no sea posible mantener una distancia de seguridad interpersonal de al menos dos metros». En el caso de la población infantil (de entre tres y cinco años), la mascarilla es «recomendable», pero no obligatoria.

Según el BOE, no será obligatorio para quienes tengan «algún tipo de dificultad respiratoria que pueda verse agravada por la utilización de la mascarilla», en los casos de las personas que tengan «contraindicado llevarlas por motivos de salud debidamente justificados» y los individuos que «por su situación de discapacidad o dependencia, presenten alteraciones de conducta que hagan inviable su utilización».

Asimismo, su uso no será «exigible» en el desarrollo de actividades que, por su propia naturaleza, resulten incompatibles como «la ingesta de alimentos y bebidas».

Por otro lado, incumplir la obligación de utilizar mascarillas en espacios cerrados públicos y en la calle no será motivo automático de multa. No obstante, la policía si podrá expulsar de un establecimiento a quien incumpla la obligación de usar este material de protección.

Sí habrá propuesta de sanción si la persona en cuestión desatiende las órdenes de los agentes de ponerse la mascarilla o retirarse a una zona en la que sea posible mantener la distancia de seguridad interpersonal, según establecen las instrucciones que ha publicado este miércoles el ministerio del Interior. «Durante los primeros días» las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad potenciarán la «función pedagógica».

Las propuestas de sanción se harán por la vía del artículo 36.6 de la Ley de Seguridad Ciudadana, que castiga con una sanción grave, y multa de 601 a 30.000 euros, «la desobediencia o la resistencia a la autoridad o a sus agentes en el ejercicio de sus funciones, cuando no sean constitutivas de delito, así como la negativa a identificarse a requerimiento de la autoridad o de sus agentes o la alegación de datos falsos o inexactos en los procesos de identificación».

A %d blogueros les gusta esto: