mar. Sep 17th, 2019

La falta de puntería y un gran Samuel Diarrá impiden una vuelta feliz del Algeciras Club de Fútbol a Segunda B (0-0)

Antonio Sánchez se echa las manos a la cabeza de desesperación ante una de las muchas ocasiones falladas por el Algeciras ante el Villarubia

image_pdfPDFimage_printImprimir

Los albirrojos, mejor en la primera parte donde pueden resolver el partido · Se piden dos penaltis por manos en el área del Villarrubia · Los visitantes, fallones arriba y abajo, defienden como jabatos

FICHA TÉCNICA:

ALGECIRAS CLUB DE FÚTBOL: 1. Lopito; 2. Choco, 3. Dani Gallardo, 4. Álvaro Benítez, 6. Manu Cerpa; 18. Francis Caturla (Pablo Ganet, m. 68), 8. Iván Turrillo ©, 14. Jorge Barba (Antoñito, m. 59), 19. Antonio Domínguez, 20. Mario Martos (Tote, m..75); 9. Antonio Sánchez.

  • En el banquillo: 13. Benito Del Valle (p), 7. Karim Abubakar, 10. Antoñito, 11. Pablo Ganet, 16. Jesús Braganza, 17. Tote y 22. Gonzalo Almenara.

FORMAC VILLARRUBIA CLUB DE FÚTBOL: 13. Samuel Diarrá; 22. Carlos García, 15. Andriu, 2. Ricardo Carvalho, 5. Víctor Algisi (Carlos Martínez, m. 59); 6. Toni Seoane ©, 8. Arroyo (Fran Cortés, m. 70), 18. Julio De Dios, 17. Arribas (Piojo, m. 78); 9. Nando Copete y 7. Dieguito.

  • En el banquillo: 1. Carlos Morales (p), 3. Carlos Martínez, 10. Pablo Jiménez, 11. Fran Minaya, 14. Piojo, 16. Fran Cortés, 20. Javi Grillo.

ÁRBITRO: Delfa Ramos, de Don Benito. Amarilla al local Antoñito (m. 91); y a los visitantes Julio De Dios (m. 44), Toni Seoane (m. 86), Piojo (m. 90) y Samuel Diarrá (m. 92)


INCIDENCIAS: Encuentro de la primera jornada de liga en el Grupo IV de Segunda división B. Estadio Nuevo Mirador. Unas 3.500 personas.



El Algeciras Club de Fútbol regresó a Segunda División B tras cuatro años de ausencia y su vuelta tuvo sabor agridulce. Los albirrojos fueron muy superiores a su rival, el novato Formac Villarrubia Club de Fútbol pero la falta de puntería ante la portería contraria y el gran acierto del meta de Bamako (Mali), Samuel Diarrá, impidieron que la alegría fuese completa. Los locales evidenciaron eso tan preciado (y caro) del fútbol, los goles. A falta de una semana para que se cierre el mercado veraniego de fichajes pudiera ser que el fichaje del deseado delantero se acelerase (aunque deberá ser un Sub-23… o dar alguna baja senior). El conjunto ‎villarrubiero por su parte sacó un buen punto de su primer partido en la categoría. Los pupilos de Javi Sánchez, muy nerviosos en el primer tiempo y cometiendo muchos errores, supieron sufrir y defendieron como jabatos hasta darlo todo… hasta y sangre. Víctor Algisi se llevó dos brechas en la cara como ‘recuerdo’ y se tuvo que retirar del campo con la cara ensangrentada a la hora de juego.

Emilio Fajardo sacó el once esperado ante las bajas de Pablo De Castro, Borja Vicent -ambos sancionados- y Albert Alavedra, lesionado, con Manu Cerpa y Álvaro Benítez como centrales. Quizás llamó más la atención la presencia de Dani Gallardo en el lateral zurdo pero el linense se ha ganado en esta pretemporada, gracias a su trabajo y compromiso, su sitio en el equipo. Eso sí, no deja de ser curioso que tanto Benítez como el propio Gallardo, que el año pasado no gozaron de muchos minutos en Tercera División y que, en principio, para ésta campaña no contaban cuando arrancó la pretemporada hayan sido en esta ocasión titulares y destacados. ¿Son los Bale y James algeciristas? No puede jugar todos y para muchos otra foto del partido estuvo en el banquillo de casa con hasta cuatro titulares hace apenas un par de meses: Antoñito, Karim, Pablo Ganet y ‘Tote’.

El cuadro local salió a por el partido desde el pitido inicial ante un rival que, durante muchos minutos, tuvo lo que se llama ‘miedo escénico’ ante el estreno en la categoría de bronce del fútbol nacional, también, por qué no, el escenario (el Nuevo Mirador impone), y con innumerables pérdidas de balón al tratar de salir jugando desde atrás, algo que tendrán que corregir para las pròximas jornadas.

Antonio Domínguez puso en jaque al meta Samuel Diarrá en el inicio con dos disparos a los que el arquero respondió con dos grandes intervenciones. La primera en el 3′ con un tiro que se colaba por alto, y en el 5′ con un lanzamiento raso que se metía junto al poste.

Los de casa dominaban con cierta tranquilidad. La presión en la salida de bola del Villarrubia (la norma nueva en el saque de meta de poder tocar un defensor dentro del área el esférico lo tienen que entrenar más), pero pese a ese control costó ver otra acción de peligro… hasta el 22′ cuando otra vez Domínguez, esta vez de falta, llevó a la grada a cantar un gol que no llegó.

Ocho después, en el enésimo error atrás, Mario Martos se quedó en buena posición, pero no supo resolver cuando casi era más fácil meterse solo ‘hasta la cocina’ que la decisión que tomó de irse en paralelo por la frontal tratando de esquivar defensores. En el 33′ lo volvió a intentar Domínguez que, de rosca, rozó el palo con su lanzamiento.

La primera de los chicos de Javi Sánchez fue en el 34′ cuando Carlos García no llegó, por muy poco, a un balón centrado desde la izquierda por Dieguito y al que fallaron, al alimón, los dos centrales rojiblancos. Esta llegada motivó al Villarrubia que se fue arriba precisamente con el ‘7’ de los, en este caso, amarillo (Dieguito) como estilete. En el 36′ éste puso a prueba a Lopito que, con apuros, detuvo abajo junto al palo.

La primera polémica de la tarde-noche fue en el 38′.  Jugada de Iván Turrillo en el pico del área y Carlos García, al tirarse al piso a cortar, pudo dar al balón con la mano. Pese a las protestas, Delfa Ramos, que ya pitó el Algeciras-Jaén del pasado ‘play-off’ de ascenso (choque por cierto con dos penaltis, uno para cada uno) dijo eso de «sigan, sigan».

El primer periodo acabó con una ocasión en cada bando. El lateral Choco probó fortuna tras un rechace en el área y Dieguito, entrando por la izquierda, volvió a ejercitar a Lopito, que despejó a córner.

El segundo tiempo fue algo más aburrido porque no hubo tantas llegadas aunque con el Algeciras Club de Fútbol mandando y casi nada más empezar, en el 48′, Jorge Barba tuvo en sus botas el 1-0 pero mandó la pelota al lateral de la red (se pidió córner). Samuel Diarrá se lució, en el 53′, a tiro de Domínguez metiendo una mano espectacular a ras de césped junto a su palo izquierdo.

En el 57′ Algisi sufrió un doble corte en la cabeza y fue retirado en camilla. El Villarrubia se fue arriba en un par de ocasiones que pudieron ser golm como un remate de cabeza de Toni Seoane (71′) y sobretodo un tiro de Dieguito en el 80′ que, tras perfilarse el disparo en la frontal del área, hizo que Lopito contuviera la respiración del Nuevo Mirador pues éste metió las mano y el balón salió repelido hacia atrás y se marchó por muy poco por encima del larguero cayendo casi en el techo de la portería.

Los de Emilio Fajado apretaron en la recta final y en el 81′ Dominguez tiró fuera por poco un balón suelto área y curiosamente, cuando el equipo estaba volcado, el colegiado entorpeció a Antoñito en la frontal y provocó una contra donde Piojo estuvo a punto de marcar. Hasta el final, quiero y no puedo de los locales y buen trabajo defensivo de los de Villarrubia de los Ojos.

A %d blogueros les gusta esto: