27 de noviembre de 2020

La UD Los Barrios, en inferioridad, despide a la familia Moya con un triunfo (2-0) frente al Conil CF

Bouba celebra su gol al Conil

Los barreños juegan desde el 48' con diez jugadores por la expulsión de Valdrin ♠ Alberto Ramos marca antes del minuto 2 y Bouba anota en el 55'




FICHA TÉCNICA:

UNIÓN DEPORTIVA LOS BARRIOS: Benito Del Valle; Yeray, Kaya Makosso, Álex Trujillo (Fraik, m. 91), Regino; Dani Ekedo ©, Alberto Campos, Valdrin, Juanjo Rivero; Bouba (Arona Diawara, m. 92) y Richard (Karim Sidibé, m. 83).

  • En el banquillo: Rubén Correro (p), Karim Sidibé, Arona Diawara, Mai y Fraik.

CONIL CLUB DE FÚTBOL: Fran Sánchez; Álvaro Vega, Fran Paul, Pablo Ureba © (Sergio Jiménez, m. 68) (Medina, m. 80); Manu Lebrón; Antonio Manzano, Javi Gómez, Fran Ponce (Cristian Tejero, m. 60), Fran Mejías; Juanan Ureba y Cuenca.

  • En el banquillo: Álex Navas (p), Medina, Antonio Narváez, Jaime León, Cristian Tejero, Sergio Jiménez y José Manuel.

ÁRBITROS: Carlos Hidalgo Márquez, de Sevilla, acompañado en las bandas por Pablo Jesús Pérez Pérez y Kevin Manuel Moreno Lapeira. Expulsan por dos amarillas al jugador local Valdrin (m. 48). Amonestan a los barreños Álex Trujillo (m. 23), Valdrin (m. 46), Juan Antonio ‘Keko’ Rosano -entrenador- (m. 51) y Bouba (m. 68); y a los visitantes Pablo Ureba (m. 53), Fran Mejías (m. 68) y Fran Paul (m. 73).


GOL:

  • 1-0. (m. 2) Alberto Ramos.
  • 2-0. (m. 55) Bouba.

INCIDENCIAS: Encuentro de la quinta jornada en el Grupo Décimo-A de la Tercera División disputado en el Polideportivo ‘San Rafael’ de Los Barrios ante unas 150 personas, aforo reducido por temas de seguridad e higiene frente al Covid-19. Terreno de juego en irregulares condiciones al no haber terminado de agarrar el nuevo césped. Antes del partido se rindió un homenaje a la familia Moya Tejerina, que deja la entidad tras una década al frente.



 

La Unión Deportiva Los Barrios rompió esta mañana su racha de tres derrotas consecutivas con un triunfo (2-0) ante el invicto Conil Club de Fútbol en un duelo muy especial, sobretodo por la marcha de la familia Moya Tejerina tras diez años al frente del club. El nuevo responsable de la entidad, Pablo Nazabal, de hecho, agradeció la trayectoria de Álvaro Moya y de su equipo de trabajo con un sencillo pero emotivo homenaje antes y después del partido.

Un choque ante los conileños que tuvo algunas similitudes con el disputado la semana pasada ante el Ceuta, empezando por un tempranero gol, esta vez a favor de los gualdiverdes. El disparo de Alberto Ramos dentro del área terminó por entrar en la meta de Fran Sánchez. Con la ventaja en el marcador, los jóvenes futbolistas de ‘Keko’ Rosano (que puso en liza un once con la principal novedad del linense Álex Trujillo, fichaje de urgencia ante las bajas en defensa -si bien hizo gran parte de la pretemporada con los de la Villa-) buscaron tener el balón y salir rápido a la contra, con balones a Richard como único delantero por delante de un Bouba que cada vez gusta más.

Sin embargo, el Conil, que se presentó con un bagaje de cuatro empates, sin conocer la victoria pero tampoco la derrota, se hizo con el esférico aunque estuvo romo en ataque.

Tras el descanso todo pudo cambiar y cambió en apenas diez minutos. Para empezar, Valdrin fue expulsado por ver dos amarillas seguidas en apenas 120 segundos, la segunda de ellas por una imprudencia en el centro del campo cuando no había peligro aparente (48′). En el 50′ Kaya Makosso salvó en la línea de gol un remate de Cuenca en una acción de ataque conileño por la derecha con un desajuste defensivo local… y en el 55′, mientras los de casa reclamaban un penalti sobre Richard y los zagueros negando la infracción, Bouba fue el más avispado y en medio del caos supo marcar por el único hueco que dejó Fran Sánchez para materializar el 2-0.

Si con once la Unión buscó la contra, con el doble de ventaja en el marcador (por cierto, el del ‘San Rafael’ no funcionó) y uno menos, los barreños dieron dos pasos hacia atrás, pero siendo disciplinados, solidarios en el esfuerzo y no dejando pensar con comodidad a los de Lázaro Canto que, pese a tener el balón en un alto porcentaje, nunca pusieron en apuros a Benito Del Valle salvo en el tiempo de prolongación, en el que además, varios barreños (el propio Trujillo, entre otros), sufrieron problemas físicos.

La Unión pudo sentenciar en dos acciones principalmente, una con una ocasión de Bouba que se fue fuera por poco, y otra a cargo de Richard. El paraguayo sacó aire de donde no tenía para plantarse ante el portero rival tras una galopada desde el centro del campo y con dos ‘perros de presa’ tras él, a los que quebró con una buena cinta, pero su disparo lo despejó Fran Sánchez. El balón se fue al cielo y a su caía, el propio ariete fue con todo a rematar de cabeza y lo hizo, pero el esférico se le fue por muy poco. Ese fue su último aliento pues inmediatamente fue reemplazado por Karim Sidibé. El de Malí también gozó de su oportunidad desde la frontal, aunque su tiro se fue por encima del travesaño.

Hasta el final, destacar el estreno del joven Fraik, que ya el año pasado entrenaba con el primer equipo, y que entró por el lesionado Trujillo.

Los barreños tendrán ahora dos semanas con partidos fuera de casa, el primero en Lebrija frente al Atlético Antoniano; y el segundo en Las Cabezas de San Juan frente al Club Deportivo Cabecense, curiosamente oponentes que no conocen la victoria tras cinco jornadas.

 

A %d blogueros les gusta esto: