mié. Nov 13th, 2019

Los socios del Algeciras CF piden la vuelta de Mane en una Asamblea que aprueba un presupuesto de 930.000 euros

image_pdfPDFimage_printImprimir

La actual directiva propone elecciones inminentes al cumplirse cuatro años de mandato · El club acerca una posible solución para la deuda con la Seguridad Social

Los socios del Algeciras Club de Fútbol han pedido casi por unanimidad la vuelta de José Manuel Jiménez Ortiz ‘Mané’ como secretario técnico del club en la Asamblea Ordinaria que ha tenido lugar este viernes en el Auditorio Millán Picazo, donde se ha aprobado un presupuesto para la temporada 2019/2020 de 930.000 euros, así como un superávit del año pasado de 5.000 euros. Eso sí, aunque el actual club no debe nada, la entidad que preside aún Ricardo Alfonso Álvarez mantiene la deuda con la Tesorería de la Seguridad Social de 1.700.000 euros (la cantidad ha aumentado desde los ciento veinte mil por los intereses) así como la Ley Concursal. Quedan cuatro años a un pago de 30.000 euros por campaña.

Sobre la salida del secretario técnico (cuyo padre estaba presente, al ser socio), Alfonso Álvarez dio su versión de la dimisión del algecireño «la cual no he aceptado» dijo el presidente, que insistió en que «es imprescindible» para el club, al mismo tiempo que dijo que «tiene las puertas abiertas para volver», algo que la masa social presente insistió para que así sea (curiosamente su progenitor se ofreció a hablar con su hijo para tratar de convencerle), aunque también quedó patente que la relación con el actual técnico, Emilio Fajardo, es nula, como quedó patente en dos ejemplos que pusieron los dirigentes ya que no se presentó a dos reuniones con el míster antes de anunciar una marcha «que me pilló en el coche y estuve parado un buen rato. Esa noche no pude dormir», explicó Ricardo Alfonso Álvarez.

Tras el primer punto del día, la lectura del acta anterior, se pasó a aprobar la cuentas del curso pasado (633.841 euros) con un superávit de cinco mil euros, debido a las taquillas de la fase de ascenso, al mismo tiempo que el gasto aumentó precisamente por los viajes a L’Hospitalet, Jaén y Socuéllamos; y otros 70.000 euros de la cantera (estaba presupuestado 20.000 de 90.000, una diferencia que debía salir de la Fundación del club que, pese a estar registrada, aún no ha visto la luz).

Tras esto, se dio el visto bueno al presupuesto de esta campaña, de 930.000 euros con sólo un voto en contra y cinco abstenciones.

Aquí se explicó que «la deuda a 30 de junio es sólo con la Tesorería de la Seguridad Social de 1.700.000 euros por los intereses; y nos quedan cuatro años de Ley Concursal, y recordaron que en octubre «pagamos el sexto año. Nos quedan cuatro a razón de 30.000 euros).

Miguel Ángel García indicó que con la Seguridad Social hay un gran avance, «Han aceptado una segunda propuesta y sin aval. Aportamos casos que existían y como ha habido cambio de personal… Ellos la tienen sobre la mesa y si el informe jurídico no es contrario, parece que hay ganas de cambiar y eso sería quitarnos un yugo de encima» y ha destacado que «cerrar el acuerdo de pago supondría que nos llegarían subvenciones y otros ingresos» y que «ya no habría miedo a embargos», al mismo tiempo que dio las gracias «a Nacho Castro».

Sobre la deuda en sí, explicó que «es una deuda por pensiones (lesiones de rodilla) de por vida como trabajadores nuestros» y que tienen interpuesto un recurso porque «un futbolista no se jubila a los 64 años si no hasta los 40 si nos fijamos e Dino Zoff. Hay una reclamación en el Contencioso Administrativo», al mismo tiempo que recalcó que si el informe es negativo «otra cosa es que aceptemos la deuda».

También desvelaron o recordaron que los jugadores que tienen deuda con el club son «Arturo Pavón -por un momento hubo una confusión con el actual técnico del Cádiz B, Juan Manuel Pavón-, Manuel Ángel -del que se ha contado que en varias ocasiones ha querido forzar a la jueza a la disolución del club- y Josemi «el último por el que hemos reclamado». Sobre Ryan Harper «estamos en el Superior de Justicia y ha cobrado por la Mutua, que es la que ahora nos reclama». En el caso de Gabri «ya se llevó 8000 euros de la Mutua y ahí estamos exentos».

Una de las sorpresas vino al anunciarse que la actual directiva cumplirá en febrero los cuatro años de mandato y que no se van a presentar a la reelección, dejando en manos de los socios cuándo quieren las elecciones, si bien éstos por un lado enfatizaron que «no queremos que dimitáis» avalados por las buenas cuentas económicas, pero también que «no nos dejéis a nosotros esa decisión (la de las elecciones)». Así, Ricardo Alfonso Álvarez, finalmente quedó en hacer una reunión con sus compañeros para decidir si las elecciones se harán en diciembre o si aguantan, aunque ellos no quieren «hipotecar nada a los que vengan» y que «el entrenador nos ha pedido una serie de refuerzos, bajas y renovaciones que deberá afrontar la directiva que entre» (en el caso de que no se queden hasta final de curso, algo que la ley les ampara aunque se pase el plazo de cuatro años de mandato).

En cuanto al informe de presidencia (punto 2) «nos ha preocupado la entidad por encima de todo» recalcó el presidente que indicó que el Algeciras Club de Fútbol «es mucho más importante que todos nosotros. Hemos hecho un trabajo árduo, aunque no eximimos nuestros errores» y que «lo más importante es la afición, el apoyo para hacer grande al club».

Indicó que «cuando llegamos todos nos aconsejaban que desapareciese el club pero no queríamos pasar por ser la directiva que enterraría 112 años de historia. Fuimos valientes y tiramos para adelante».

A %d blogueros les gusta esto: