30 de noviembre de 2020

UDEA Algeciras aún acusa las secuelas del coronavirus y cae ante el CB Clavijo (69-77)

Mvuezolo lanza evitando el intento de tapón de Gómez

El banquillo del Enerdrink sólo anota 13 puntos (10 de Rubén Perea) por los 48 de los riojanos, 27 de ellos de Albert Lafuente




FICHA TÉCNICA: 

ENERDRINK UDEA ALGECIRAS DAM (18+20+18+13= 69): Joe-Junior Mvuezolo (6), Juanmi López (0), Ernest Welton Maize (13), Bola Olaniyan (18), Miguel ‘Miki’ Ortega (19) -cinco inicial-. Kedar Salam Nkosi Wright (-), Javi Fernández (0), Yago Estévez (3), Rubén Perea (10), Sergio Malla (0), Mor Niang (0) y Sam Buxton (0).


REINA YOGUR CLAVIJO CB (15+24+21+17= 77): Miguel De Pablo (1), Ailton Lopes (8), Jaume Lobo (9), Sidney Benjamin Correia (5) y Tomas Hampl (6) -cinco inicial-. Albert Lafuente (27), Javier Marín (5), Rodrigo Gómez (3), Waly Niang (3) y Alfredo Ott (10).


ÁRBITROS: Mikel Wiot Espinosa, de Tenerife;y Andrea Alejo Sánchez, de Plasencia. Sin eliminados.


MARCADOR CADA CINCO MINUTOS:

  • 5 – 5
  • 18 – 15
  • 29 – 28
  • 38 – 39 (descanso)
  • 47 – 44
  • 56 – 60
  • 61 – 63
  • 69 – 77 (final)

INCIDENCIAS: Encuentro de la sexta jornada en el Grupo Oeste de la Liga LEB PLata disputado en el Pabellón Ciudad de Algeciras-Doctor Juan Carlos Mateo’ ante unas 200 personas (aforo condicionado por las medidas de seguridad e higiene impuestas por la Junta de Andalucía para prevenir la propagación del Covid-19).



 

El Enerdrink UDEA Algeciras DAM ha caído esta mañana en su estreno liguero en casa en la sexta jornada en la Conferencia Oeste de la Liga LEB Plata. Ha sido ante el Reina Yogur Clavijo CB por 69-77 (38-39 al descanso), un equipo más rodado que los locales, aún convalecientes de los contagios de Covid-19 que le llevaron a aplazar tres partidos (jornadas, 2, 3 y 4). Precisamente, el físico de los riojanos ha sido clave en el devenir del partido. En los de casa, gran debút ante su público del esperado Ernest Welton Maize, con 13 puntos y 10 rebotes (tres en ataque). El que no se ha vestido de corto ha sido el último fichaje, Kedar Salam Nkosi Wright,. El sustituto de McCulloch se que quedado sin jugar por unos problemas físicos, aunque ha estado en el banquillo.

Precisamente, lo que los americanos llaman ‘bench’ (los suplentes por así decirlo) han sido clave en el partido. Los algecireños sólo han hecho 13 puntos (y diez han sido del barreño Rubén Perea) por los 48 de su oponente, 27 de ellos sólo de un jugador: Albert Lafuente.

Ha salido fuerte el equipo de Javier Malla, con la sorpresa en el cinco inicial de Juanmi López. Tras la primera canasta de los de Logroño, un parcial de 5-0 (Bola Olaniyan y triple de ‘Miki’ Ortega) ha dado la primera ventaja a los de casa, que parecían fuertes en defensa y con cierta facilidad anotadora pues aunque el rival ha empatado (5-5, a 5:20), en apenas tres minutos el luminoso del Ciudad de Algeciras registraba un alentador 13-5 (2:51), una renta mantenida hasta 1:30 con dos tiros libres de Ortega (18-10). Sin embargo, los de Jenaro Díaz han sabido aprovechar los últimos segundos para con un triple de Ott (0:35) y una canasta en suspensión de Lafuente (0:05) dejar el marcador en un apretado 18-15.

Tras el primer parón, UDEA ha salido algo frío pese al triple de Yago Estévez tras la tercera asistencia de ‘Miki’ Ortega (21-17 a 9:20). Clavijo ha remontado por vez primera para liderar con un 21-22 tras acertar Lafuente, ya por entonces con 9 puntos en su casillero (8:23). La siguiente canasta no ha llegado hasta dos minutos después tras una serie de errores de unos y otros. Triple de Ortega y Algeciras nuevamente por delante (24-23, a 6:59 para el descanso).

Bien el equipo de Malla, no ha terminado de huír en el luminoso de su rival pese al 29-25 a 5:19 para finalizar el cuarto. Logroño hacía ‘la goma’ y seguía dentro del choque, tanto es así que del 31-28 (4:52) se pasó a un 31-35 en casi cincuenta segundos (4:03), lo que ha llevado a los algecireños a ir a remolque y aunque dos tiros libres de Olaniyan (2:17) les ha puesto otra vez por delante (38-37), han sido los visitantes los que se han ido ganando en el intermedio (38-39) y eso que Hampl ha fallado dos de los cuatro tiros libres que ha tenido en este tramo final.

Tras el tiempo para tomar aire y recibir las instrucciones de los técnicos, a ambos combinados les ha costado entrar en el partido, estando sin ritmo. De hecho la primera canasta, de los foráneos, ha tardado poco más de un minuto en llegar (38-42, a 8:54), mientras que Algeciras ha replicado con una canasta de Olaniyan (40-42) a 7:17.

Pero en este vaivén de partido, un parcial de 7-2 (cinco de ellos de Maize) ha llevado a los de Malla ha tener un pequeño colchón de renta a 5:05 (47-44) que parecía iba a ser suficiente, más cuando uno después (4:01) la brecha era de cinco puntos (51-46). Pero el físico ha empezado a hacer daño en los locales y algunas mala decisiones han llevado a Logroño a poder dar la vuelta al marcador (56-60) a 1:28, marcador que no se ha movido hasta la finalización de este tercer periodo. Una ventaja que ya no ha perdido.

El último cuarto ha sido un querer y no poder de los de Malla, a los que sólo se les puede reprochar, además de la ya señalada escasa aportación del banquillo, los 21 balones perdidos acumulados. El conjunto azulino  se ha entregado hasta el último aliento incluso sin el estado físico idóneo debido a las casi tres semanas sin entrenar en condiciones.

El punto 25 en la cuenta de Lafuente ha sido el inicio de estos diez y definitivos minutos (56-63, a 9:47). Aunque Olaniyan ha anotado un tiro libre, lo cierto es que el partido ha entrado en un desacierto nuevamente por unos y otros. javi Malla ha pedido tiempo muerto para reestructurar a los suyos y dos encestes desde el 4.70 de ‘Miki’ Ortega (59-63, a 6:04) y una canasta de Olaniyan (61-63, a 5:10) les ha dado ánimos y esperanzas ante un público que, aunque en menor número por las restricciones del Covid-19, ha apoyado a los suyos de manera incondicional.

Pero ese ha sido prácticamente la última bocanada de aire del Enerdrink UDEA Algeciras. Sin físico las ideas van más rápidas que las manos y los pies y ese temple que les ha faltado a los de casa lo ha tenido Clavijo: 63-70 a 3:29.

A los de La Rioja les ha valido con ver pasar el tiempo y con mantener las distancias (65-72 a 2:17), y aunque el partido estaba aún vivo, no ha habido reacción, quizás por algún tiro precipitado, alguna que otra mala decisión a la hora de encarar el aro opuesto… Logroño ha certificado su victoria a 28 segundos del final con dios tiros libres de Albert Lafuente (67-74), con dos últimas canastas casi a modo de anécdota de Perea (69-74 a 0:13) y de Sidney Correia (69-77 a 0:05). Ocho puntos de desventaja de los de Algeciras que deberán tratar de remontar a la vuelta para tener el average favorable.

UDEA sigue último clasificado sin ninguna victoria (como Morón , Melilla y Gijón) en tres partidos, aunque la todos ellos les falta por jugar otros tantos. Clavijo es octavo con un balance de 2-4 en una liga donde sólo los riojanos precisamente son los únicos que van al día.

De los de casa, los más destacados han sido Bola Olaniyan (18 puntos y 22 de valoración) y Ernest Maize, con 13 puntos, 10 rebotes y 5 robos, también con 22 de valoración. De los riojanos el mejor ha sido Albert Lafuente, MVP, con 30 de valoración y 27 puntos.

A %d blogueros les gusta esto: