28 de octubre de 2020

Keko Rosano: «Había mucha gente que pensaba que no íbamos a estar»

El técnico de la Unión Deportiva Los Barrios señala que "el campo está mal, tontos no somos, pero no me puedo quejar"



El entrenador de la Unión Deportiva Los Barrios, Keko Rosano, ha hablado en rueda de prensa tras la victoria de su conjunto sobre la Unión Balompédica Lebrijana en el arranque de la temporada en el Grupo Décimo-A de Tercera División. Cuestionado si le ha sorprendido las prestaciones de los suyos, ha sido tajante: «Yo sigo en mis trece: llevamos trabajando en la confección del equipo desde hace 60 días» aunque ha reiterado que «nadie lo sabía porque como ya comenté en Canal Sur, estábamos pendiente de mi rescisión con el Cádiz, donde tenía contrato profesional», pero sí ha reconocido que «es verdad que hemos empezado tarde, de hecho esta semana sigue siendo de pretemporada, porque sólo llevamos cuatro y lo normal es que un conjunto llegue a la liga con seis, por lo que es importante empezar así».

Los gualdiverdes han mostrado mucha intensidad. «Si me veis a mi (en el banquillo), mis jugadores tienen que ser igual de intensos porque si no, no juegan. Todos mis equipos son intensos porque no hay otra manera de competir, en ninguna categoría, porque si no te comen».

Con este triunfo por 2-0 se han callado varias bocas. «Había mucha gente que pensaba que no íbamos a estar, que lo vamos a pasar mal…, pero hemos demostrado con 14 jugadores que aguantamos bien hasta el final. La explicación es que somos un equipo profesional, aunque somos jóvenes, somos profesionales, los futbolistas se dedican a esto, entrenamos por la mañana… y eso ayuda. Hemos aguantado perfectamente y hemos hecho un cambio para perder tiempo no porque la gente estuviese cansada».

Sobre el terreno de juego, y si puede valer de excusa, ha reiterado las palabras que el viernes dijo a DEPORTESSCG.ES: «Son chorradas al final, aquí nadie ha jugado en el Nou Camp y nadie puede exigir nada. Hay campos con césped artificial peores que éste. Me siento un afortunado por poder trabajar en estas instalaciones. El campo está mal, tontos no somos, pero no me puedo quejar».

 

 

A %d blogueros les gusta esto: