Ha hecho mella el cansancio y la presión de todo el campeonato, pero no quita que los niños hayan competido al máximo nivel en todo momento mostrando una actitud excelente y dejando al club en gran lugar.

Mención especial hoy al meta José María Pérez Pérez, que tras una parada en el primer tiempo se ha hecho daño en el dedo y en el cambio ha sufrido un mareo teniendo que ser trasladado a un centro médico próximo. Afortunadamente todo ha quedado en un susto y se encuentra recuperado y sin lesiones de gravedad.